¿Sobre qué tratan los demonios de María Magdalena?

En el evangelio de Lucas aparece que también había algunas mujeres entre los seguidores de Jesús “que habían sido curadas de espíritus malignos y enfermedades: María (llamada Magdalena) a la que habían liberado de siete demonios” (Lucas 8,2). Al menos esta es la versión oficial de la Iglesia que había sobrevivido infranqueable como “la verdad” durante siglos hasta el presente.

Es importante saber que el grupo de los esenios, al que pertenecía Jesús, utilizaba ciertas palabras como códigos para que los romanos no pudieran entender sus mensajes y evangelios.

Por ejemplo, la palabra ‘‘ciego/a’’ se utilizaba para las personas que no seguían el camino correcto.

La palabra ‘‘leproso/a’’ describe a las personas que no nacieron en clases sociales elevadas o estaban excluidas de ellas.

Los ‘‘pobres’’ no eran miembros no privilegiados económicamente de la sociedad, sino personas que tenían puestos algos pero que por reglas religiosas tenían que entregar sus posesiones terrenales.

Por ello, la palabra ‘‘demonios’’ no debe ser tomada literalmente. En el apogeo del Corán, el nombre María (Miriam) no solo era un nombre, sino un título elevado. Las mujeres con ese nombre tenían oficios especiales en su sociedad espiritual. Por ejemplo, estaban entrenadas en el arte de la sanación o lideraban ceremonias litúrgicas para mujeres.

Todas las Marías guardaban celibato y respondían ante la autoridad del escriba mayor. En la época de María Magdalena, este era Judas Iscariote, también llamado ‘‘el clérigo del séptimo daimón’’.

Antes de que María Magdalena se casase, fue liberada del celibato por el clérigo daimón. Y así es como se estableció el dicho de que ‘‘fue liberada de siete daimones’’. Solo después se le permitió contacto físico con su esposo, según reglas muy detalladas. Pero esto es algo sobre lo que hablaré en otra ocasión.

Español

Todo será un poco más fácil ahora

“¡Saludos! Soy el arcángel Omniel y trabajo estrechamente con el Maestro Ascendido Sanat Kumara. Habéis pasado por tiempos difíciles, ¿verdad? Pero va a llegar una época más tranquila. No importa cómo hayáis vivido las últimas semanas y meses, ninguno/a de vosotros/as habéis pasado por esta época sin transformación, ya hayáis sido conscientes de ello o no.

Como ser del mundo espiritual, me gusta hablar en imágenes. A veces no es fácil encontrar las palabras humanas para describir lo que está sucediendo energéticamente en estos momentos en la Tierra, con el acompañamiento de altas vibraciones interdimensionales. Por ello, me gustaría comparar este momento con un peelingcon ácido de fruta.

Podéis utilizar este método para eliminar la piel muerta o con manchas. Así, la capa superficial se elimina y esto puede causar irritaciones y rojeces; pero debajo, la piel nueva y fresca aparece.

Muchos/as seguís mirando arriba en el cielo en las últimas semanas para ver e interpretar las extraordinarias constelaciones astrológicas. Pero estas estrellas tienen mucha menos influencia en vosotros/as de lo que pensáis. Solo muestran lo que sucede energéticamente abajo en la Tierra.

Por ello, os pido que no os concentréis en ‘‘buenas’’ o ‘‘malas’’ constelaciones, sino que seáis conscientes de qué quieren deciros. No sois víctimas de algunas circunstancias cósmicas, sino co-creadores que utilizan estas olas de energía o pelean contra ellas. Las energías de transformación que podéis sentir con tanta fuerza no vienen de otros planetas, sino de otras dimensiones más elevadas. Vosotros mismos pedisteis estas energías al estar de acuerdo con el plan de transformación espiritual del planeta Tierra y de las personas.

La última ola de transformación ya ha pasado. Ahora se trata (hablando en imágenes) de mantener vuestra piel fresca, cuidándola y observándola. Tomad ventaja del potencial que esta ola ha traído e integradlo en vuestra vida lo mejor que podáis. No luchéis contra ella, pero estad preparados/as para los próximos pasos. El viaje continúa, para eso estáis aquí. En este momento muchas cosas antiguas y pesadas están desapareciendo del planeta –igual que las capas de piel vieja– aunque vosotros/as no seáis capaces de verlo aún. ¡Estamos con vosotros/as! Es un gran honor para nosotros estar a vuestro lado durante este proceso de cambio. ¡Saludos!”

Español

El crítico interno de las personas altamente sensibles

Si eres altamente sensible, es probable que tengas un crítico interno altamente sensible en tu interior. Lo conoces muy bien porque no deja de susurrar en tu oído que…

… no eres lo suficientemente bueno/a

… no eres lo suficientemente fuerte

… eres demasiado emocional

… no eres lo suficientemente duro/a

… no estás al mismo nivel que los demás.

Esto hace especial referencia a nosotras las mujeres, ya que durante mucho tiempo se ha sugerido que somos el ‘‘sexo débil’’. Generaciones de mujeres antes que nosotras han vivido con este estigma, pero somos nosotras las que ya hemos tenido suficiente y podemos finalmente librarnos de él.

Pero el hecho es que muchas mujeres se rebelan contra su naturaleza altamente sensible en vez de ser fieles a ella y apreciarla. Prefieren adoptar patrones masculinos y actuar con dureza en vez de vivir atributos femeninos de sensibilidad de forma constructiva y positiva.

Aprender a apreciar y amar las cualidades de ser altamente sensible

Después de todo, ¿cómo podemos despertar nuestro poder y fuerza si negamos aspectos importantes de nosotras mismas? ¿Por qué queremos perder el tiempo y energía luchando contra nuestra sensibilidad con ‘‘determinación masculina’’?

El primer paso para encontrar y silenciar nuestro crítico interno es averiguar de dónde vienen nuestros patrones restrictivos de creencia. Entonces debemos observar qué emociones desencadenan y cómo reaccionamos normalmente.

Una vez hayamos reconocido esto, deberíamos tomar el siguiente paso de parar de luchar contra el crítico interno. Tan pronto como nos demos cuenta de que la auto-condena, los sentimientos de culpa y auto reproche no sirven para nada, podemos ser fieles a nuestra sensibilidad. Concentrémonos en los muchos puntos positivos que nuestro ser altamente sensible proporciona y utilicémoslos constructivamente. ¡La humanidad lo necesita y nosotras también! Hoy más que nunca.

¡Síganme  en Facebook y en mi blog para mujeres! Y en mi página web https://www.ingridauer.es

 

Español

Lo que esconden los tarros de alabastro de María Magdalena

Es posible que se hayan dado cuenta de que hay artistas que representan a María Magdalena con una especie de jarra o tarro. Respecto a esto, a veces se habla sobre un tarro de alabastro que puede no haberlo sido:

Cuando él (Jesús) estaba en Betania, recostado en la mesa de casa de Simón el leproso, una mujer vino con un tarro de alabastro con un perfume muy caro hecho de puro nardo. Ella rompió el tarro y vertió el perfume en su cabeza.” (1)

Un alabastron (del griego “alabastros), como se cita en el pasaje de la Biblia, puede estar hecho de todo tipo de materiales. Es un recipiente alto, estrecho y sin tapa o bien sellado o bien cerrado con un tapón, con dos asas en los lados para sostenerlo.

Por qué el tarro de alabastro merece la pena mencionarse

En la época de María Magdalena había los denominados “matrimonios dinásticos”, en los que el esposo era ungido por su esposa. Es interesante sobre esto saber que María Magdalena era un miembro de los Asmoneos, cuyo árbol familiar se remonta a Aarón, el hermano de Moisés. La línea de Jesús se remonta hasta el rey David. Es por eso que ocupó una posición elevada en la sociedad por su origen.

Una vez que intentas obtener información más detallada sobre este tema, siempre encuentras información sobre el hecho de que María Magdalena era llamada una princesa Asmonea cuyo estado social resultaba perfecto para ser esposa de Jesús.

Solo la esposa tenía permitido ungir al esposo

La unción de Jesús por María Magdalena pone énfasis en este rol, ya que en esa época solo la esposa tenía permitido ungir al esposo. Las mujeres casadas tenían una vía con aceite alrededor de su cuello para dar aceite a su esposo por última vez antes de morir. Todo el mundo puede decidir por sí mismo por qué María Magdalena fue a la tumba de Jesús y qué hizo allí.

En artes plásticas el tarro de María Magdalena se representaba como “el tarro de alabastro de Betania”, que contenía aceite de unción para Jesús. También era el símbolo del Santo Grial, que supuestamente contenía la sangre de Jesús.

El Santo Grial – ¿El útero de María Magdalena?

Los tarros, ollas y calderos han sido siempre símbolos femeninos en el arte. Por ello, los recipientes con los que María Magdalena ha sido retratada, representan el útero que contenía la sangre de Cristo. Muchos escritos hablan sobre María Magdalena llevando Sangréal o Sangre Real en su cuerpo al sur de Francia, es decir, los descendientes de Jesús.

¿Una tesis provocativa? Mientras pensemos en un cáliz de oro al escuchar la palabra Sangreal , esta idea no encontrará lugar en nuestra cabeza y nuestros corazones.

 

  1. Marcos 14,3 según textos griegos en archivos del Vaticano (Codex Vaticanus MS1209)

Español

Tu espiritualidad es innata

‘‘Puede que a veces te sientas solo/a e incomprendido/a con tu espiritualidad, tu amor por los ángeles y por nosotros, los Maestros Ascendidos. Quizá otras personas te digan que los mensajes espirituales son pura fantasía que no es científicamente demostrable y que carecen de base intelectual.

¿Te preguntas por qué tantas personas no se permiten ningún pensamiento espiritual?

Debes aceptar que la gran mayoría de las personas siguen atascadas en su estrecha caja de pensamientos y no ven ninguna razón para salir de ella. Por desgracia, en muchos casos son necesarios trágicos golpes del destino para que estas personas empiecen a mirar una salida de su callejón sin salida espiritual.

Por los mensajes de KRYON canalizados por Lee Caroll, sabéis que vuestra espiritualidad es virtualmente innata, basada en las capas multidimensionales de vuestro ADN. No obstante, vuestro AND puede que mande impulsos espirituales continuos, pero mientras no estéis preparados y abiertos para ellos, no podréis percibirlos.

Por ello, es importante que no os sentáis solos con vuestra espiritualidad o como marginados en la sociedad, sino parte de una red de trabajadores de luz. Únete a grupos espirituales, participa en eventos espirituales e intercambia con otras personas tus visiones espirituales, opiniones y experiencias.

Vivir tu espiritualidad conscientemente también puede suceder a otro nivel. Por ejemplo, en tu mente, o durante meditaciones puedes unirte a la energía de otras personas que también trabajan por la elevación vibración y el desarrollo de la consciencia espiritual en el planeta, sin importar que las conozcas personalmente o no.

Hay muchas maneras de vivir conscientemente y practicar la espiritualidad, y más aparecen cada día. Porque habéis venido a esta vida para fijar el comienzo de un gran cambio de conciencia y a elevar las vibraciones del planeta Tierra. No seáis inseguros/as, ¡ya habéis conseguido mucho! ¡Continuad! Soy la Maestra Ascendida Lady Nada. ¡Saludos! ¡Estoy con vosotros/as!’’

Español

Por qué a los niños altamente sensibles se los etiqueta muy rápido

El 80% de los adultos son ‘‘normalmente sensibles’’. Es fácil dares cuenta de quién escribe el programa escolar de nuestros hijos y quién escribe y desarrolla métodos educativos. Normalmente, ¡los adultos normalmente sensibles!

Por ello, no es sorprendente que se ignore a los niños altamente sensibles cuando se trata de responder a sus necesidades. El problema empieza con el hecho de que muchos adultos ni siquiera saben acerca de los niños altamente sensibles. Muchos adultos tienen una visión estereotipada de los niños altamente sensibles como:

  1. Inquietos

Los niños altamente sensibles son llamados a menudo inquietos y agotadores por cómo reaccionan a ciertas situaciones, cambios o tensiones más sensiblemente.                Pero honestamente, lo que para un adulto es agradable, manejable o luminoso; puede ser desagradable para otro. Así que, ¿por qué no permitimos a los niños altamente sensibles que se sientan diferentes? ¿Por qué les llamamos inquietos y fastidiosos solo porque expresan su enfado?

  1. Tímidos

A los niños altamente sensibles se les considera tímidos y se las trata como tal porque nadie quiere hacer el esfuerzo de ver la diferencia entre ser altamente sensible y ser tímido:

  • Para empezar, las personas altamente sensibles y las personas tímidas mantienen la distancia con desconocidos, observándolos antes de acercarse a ellas.
  • No obstante, los niños altamente sensibles observan a los desconocidos con cuidado y curiosidad y después de haber hecho su propio juicio, se atreven a dar un paso adelante.
  • Por el contrario, los niños tímidos evitan el contacto visual, están tensos, nerviosos y parecen infelices con se espera que se acerquen a desconocidos.
  1. Introvertidos

Muchas personas miden el estado de las personas introvertidas o extrovertidas por la sociabilidad de la persona. Las personas introvertidas en ocasiones solo tienen uno o dos amigos, y prefieren esto a formar parte de grupos grandes. Prefieren mantenerse en la retaguardia, observando y pensando sobre lo que ven.

A los extrovertidos les gusta acercarse a otras personas, hablar con desconocidos o manejar situaciones no conocidas.

¡Pero también hay niños altamente sensibles extrovertidos! Por ello, es importante no aplicar un criterio para todos y automáticamente llamar a los niños altamente sensibles introvertidos.

  1. Hipersensibles

Algunos expertos con formación médica llaman al fenómeno de ser altamente sensible un trastorno. Para ellos, es problemático cuando los niños son ‘‘demasiado sensibles’’; no ser capaces de filtrar y coordinar información externa e impulsos. Esto, por ejemplo, lo sostienen los terapeutas conductistas que aplican terapia de integración sensorial para manejar los problemas. También consideran que ser hipersensible es un problema que debería ser curado. (1)

Por supuesto, los niños altamente sensibles – igual que los que tienen sensibilidad ‘‘normal’’– pueden tener problemas de integración sensorial. Sin embargo, vez esta alta sensibilidad como un problema básico, o esperar tratarlo terapéuticamente, es para me una ‘‘reacción hipersensible de adultos insensibles’’!

(1) Aron, Elaine N. ‘The Highly Sensitive Person’

Español

¿Alguna vez se han preguntado por el cabello rojo de María Magdalena?

Estoy segura de que se han dado cuenta de que en muchos cuadros María Magdalena presenta un cabello de color rojo. ¿Se han preguntado por qué? ¿Hay un significado más profundo o cierto simbolismo detrás de ello?

El retrato oficial de María Magdalena por la Iglesia fue el de una prostituta malvada, aunque en la Biblia nunca se la describió como tal. Sin embargo, durante el Renacimiento, había clientes dentro de la Iglesia que pedían cuadros en los que apareciera desnuda. Esto apuntaba a su aparente papel de prostituta.

Muchos artistas de la época sabían perfectamente quién era María Magdalena en realidad. Así, escondían conocimientos antiguos encriptados en sus obras, ya que la Iglesia tradicional tenía una visión muy diferente de María Magdalena.

Por ello, artistas que tenían datos sobre ella, se esforzaron por representar a María Magdalena en sus cuadros con cabello largo y rojo, tapando su cuerpo desnudo. Al hacerlo, podían mantener su dignidad y así ni su cuerpo ni su alma exponían su desnudez.

En siglos posteriores el cabello rojo se volvió un atributo importante para las familias nobles. Ponían especial interés en que los artistas de la época expresaran signos visibles de su linaje en sus cuadros.

Por supuesto, el color del cabello de María Magdalena ya no se conocía y aun así se la representaba como una mujer con cabello rojo. Los críticos religiosos ven en ello un indicio encriptado de su estatus aristocrático. Según antiguos escritos de Santiago de la Vorágine (1229-1298), la madre de María Magdalena, Eucharia, supuestamente venía de una familia real. También en un manuscrito primitivo se la describió como una descendiente de la casa real de Israel (1).

No solo se representa a María Magdalena en antiguos cuadros y esculturas con cabello rojo, sino también con cabello increíblemente largo. En bellas artes, esto simboliza que una mujer, aunque estuviera desnuda, estaba cubierta con el velo de la castidad.

El largo cabello rojo de María Magdalena expresa metafóricamente que nadie consiguió robar su dignidad, sin importar los intentos que hubo de presentarla como una mujer insignificante, reprimida o indigna.

 [1]John W. Taylor, The Coming of the Saints, London 1969, capítulo 5, p. 83

 

Español