¿Quién me puede explicar qué es el YO SUPERIOR? Un mensaje espiritual de Eloiah y Akabesh

¡Saludos! Somos dos Ángeles de los grupos de  Ángeles “Eloiah” y “Akabesh” hablando en su nombre. ¿Os preguntáis qué es realmente un YO SUPERIOR? Dejad que os lo expliquemos con palabras humanas: Vuestro YO SUPERIOR –y todas las personas tenéis un YO SUPERIOR – es el centro administrativo divino presente en todos vosotros. La expresión es quizá algo deficiente y rechina un poco pero os ayudará a entender el concepto.

Muchas personas buscan al YO SUPERIOR fuera de ellas, creen que está ahí donde están los maestros ascendidos o nosotros los ángeles. No es así. Vuestro YO SUPERIOR está en vosotros. Y a pesar de ello, muchas veces no encontráis la forma de acceder a él, porque la conexión es muy débil. Ocurre lo mismo que con un ordenador: Cuando la conexión es débil solo os podéis bajar pequeñas cantidades de datos y si ampliáis o reforzáis la conexión podéis bajaros – así lo soléis decir lo humanos- cantidades mucho mayores. Vuestro SER SUPERIOR os ha acompañado a través de multitud de encarnaciones, nunca os ha abandonado. Lo que ocurre es que ha obtenido muy poca o ninguna atención de vuestra parte porque vosotros no sabiáis que existía – y existe-algo así.

No confundáis a vuestro YO SUPERIOR con vuestros ángeles de la guarda, los cuales trabajan para vosotros y para vuestro YO SUPERIOR. Vuestro YO SUPERIOR está fusionado con el núcleo de vuestra alma y representa aquello que os convierte en seres interdimensionales, en almas que habitan en personas.

Intentad siempre entablar contacto con vuestro YO SUPERIOR. No hace falta que lo hagáis conscientemente, es suficiente con que señalicéis con vuestro sentimiento que valoráis a vuestro YO SUPERIOR y le dejéis conscientemente el lugar que se merece. No hace falta que hagáis nada más. Podéis apoyar el proceso en meditaciones con el YO SUPERIOR, pero estas no son obligatorias.

En cuanto hayáis entablado contacto con vuestro YO SUPERIOR, ocurrirán importantes cambios en el campo morfogenético de la tierra. Será como si pusierais en contacto la información y los conocimientos de distintos ordenadores. El conocimiento no es visible pero existe. Los cambios que actuarán conjuntamente sobre vuestros YOES SUPERIORES en el campo morfogenético, aún no son visibles, aunque existen. Los cambios positivos que tendrán lugar en el planeta tierra se acelerarán a través de los cambios positivos en los campos morfogenéticas de las personas. Así cada persona podrá hacer su aportación individual, no importa si lo vive espiritualmente de forma consciente o si se trata simplemente de una “buena persona”. Hoy hemos querido informaros de todo esto para que veáis que las cosas no son tan complicadas como parece.

Mensaje transmitido por Ingrid Auer (c) https://www.ingridauerespanol.com 

Español

‘Who can explain the Higher Self to me, please?’ An Angel message for you

‘Greetings, dear ones! We are two Angels from the Angel groups Eloiah and Akabesh speaking in their behalf. You often ask, Who can explain the Higher Self to me, please? Well let us explain it in human words. Your Higher Self – everybody has a Higher Self – is the Divine administration point inside you. This expression is weak, but it is the Divine administration in you.

Many people look for the Higher Self on the outside or above themselves. They think it is situated where the angels and masters are. No, the Higher Self is in the middle of you. And although it is inside you, you often haven’t found the access to it. The connection is too weak. It is like a computer. If the line is too weak, you can only download a small amount of data. If the capacity of the line is strengthened, a bigger amount of data can be downloaded. Your Higher Self has accompanied you through all your incarnations, it has never left you. It has only got too little or no attention from you, because you did not know about its existence.

Do not mix up your Higher Self with your Guardian Angels. They work for and support your Higher Self. The Higher Self is merged with your soul, the centre of you. It represents what makes you an inter-dimensional being, which you truly are. Try again and again to get in contact with your Higher Self. This does not have to be done consciously, get in touch with your feelings. Just show that you appreciate your Higher Self and give it the space it deserves. You don’t have to do more. Meditations with the Higher Self can support this developing process, but are not absolutely necessary.

If your Higher Selves get in connection with each other, it causes big changes in the morphogenetic field of the Earth. It is like connecting the knowledge and the information of different computers. Knowledge is not visible, but it is there. The changes that are caused by your Higher Selves in the morphogenetic field are also not visible, but they are there. Positive changes on the Earth are accelerated by positive changes in the morphogenetic field of the people. In this way everybody can contribute by living in a spiritual way, simply being a good person. We wanted to give you this information, because things are not always as complicated as you think they are.’

Message transmitted by Ingrid Auer © http://www.IngridAuer.us 

Messages

OUT OF SELF-PITY. A Spiritual Message from Eloiah and Akabesh

Greetings! We are two Angels from the Angel groups “Eloiah” and “Akabesh” speaking in their behalf. How often can we hear you groan and moan! Very often rightly because physical life is indeed no piece of cake. We deeply respect and highly esteem it. We watch and accompany you through your physical life and do sometimes wonder how we would handle certain situations. You have got high demands. You know that you have chosen your lessons in life. You did this at a time when you were still on the other, higher level. Before you started your present incarnation.

But we won’t talk about this now. Let’s talk about your self-pity and your moaning. Look at yourself closely next time you feel like the poor victim again. What is behind these situations? Do you really have to feel like the victim? Why do you take on this role? Out of fear, cowardice, convenience or because you grew into this role? Have one more close look at it. Interrupt your moaning and list all the reasons why you have found yourself in this situation, what life wants from you, who is involved in the situation. What is at the bottom of it all?

Then imagine you grow wings. You change your point of view, your perspective, the whole environment. You look at the situation from the bird’s-eye view. What can you see now? You don’t just see yourself and your misery, you also see what led to it, what is behind it. The essence of the story, your lesson, the exercise for you. Look carefully and see what you should learn.

Now think again and go back to the start: Do you really want to go on complaining? Do you want to keep feeling like a victim? Do you want to go on pitying yourself? Or do you rather want to say: Stop it! I take my life in my own hands, I face the facts, I realize my part in the whole story. Even if you have no direct influence on the situation, learn to accept it unconditionally. Complaining and self-pity weaken you, they are of no use at all. Okay, if you really need it, snuggle up in a corner for 15 minutes, moan, shout, cry … and then there should be an end to it. Focus the Divine strength inside you, concentrate on a positive result and connect yourself with the angels. You will see that you get away from your self-pity quickly.

Message transmitted by Ingrid Auer © http://www.IngridAuer.us 

Messages

¡SE ACABO EL VICTIMISMO! Un mensaje espiritual de Eloiah y Akabesh

¡Saludos! Somos dos Ángeles de los grupos de  Ángeles “Eloiah” y “Akabesh” hablando en su nombre. Cuántas veces os oímos a vosotros, hombres de la tierra, quejaros y lamentaros… Muchas veces con razón, porque ciertamente la vida humana, la vida terrenal, es un valle de lágrimas. Sentimos mucho respeto por ello. Os observamos y os acompañamos por vuestra vida terrenal y a veces nos preguntamos qué haríamos nosotros los ángeles ante algunas de las situaciones de las que se os presentan a vosotros, ante las que os coloca la vida, ante las que os colocáis vosotros mismos. Vosotros conocéis lo que debéis de aprender, lo escogisteis vosotros mismos en esa fase en que aún estabais en el otro nivel, en que permanecíais en el nivel superior, antes de haber adoptado vuestra encarnación actual.

Pero realmente no es de esto de lo que estamos hablando, sino de vuestro victimismo, de vuestro lamentarse y compadeceros a vosotros mismos. La próxima vez que os sintáis víctimas a quien la vida o las demás personas tratan mal, mirad con atención y preguntaos ¿qué se esconde tras estas situaciones? ¿realmente debéis sentiros víctimas? ¿por qué adoptáis ese papel? ¿por miedo, cobardía, comodidad? ¿o quizá por qué os educaron así? Estudiadlo con atención. Interrumpid vuestro lamento y tratad de averiguar qué es lo que os ha conducido a esta situación, que os exige con ello la vida, que os exige la propia situación? ¿quiénes toman parte en esa situación? ¿cuál es su núcleo?

Luego imaginaos que os crecen alas. Modificáis vuestra perspectiva y ved la situación que os afecta desde arriba, en todo su conjunto. ¿Y qué es lo que veis ahora desde la perspectiva del pájaro? No os veis únicamente a vosotros y vuestras miserias, veis también lo que os ha llevado a esta situación, lo que se esconde tras ella. Eso es, el meollo de la cuestión, lo que debéis aprender, el ejercicio. Mirad atentamente y reconoced la lección que cabe aprender.

Ahora reflexionad una vez más y regresad al punto de partida. Y preguntaos ¿queréis seguir llorando, queréis seguir siendo las víctimas? ¿queréis seguir autocompadeciendos? ¿O preferís decir que ya basta? Que queréis dirigir vuestras propias vidas, enfrentar los hechos cara a cara y reconocer vuestra parte en esta historia. Incluso si no tenéis a penas la posibilidad de influir directa o indirectamente en las circunstancias, podéis por lo menos aprender a aceptar esta situación tal como es, sin condiciones. El quejaros y lamentaros os debilita y no os aporta nada. Bueno, si realmente lo necesitáis, sentaos un cuartito de hora en una esquina y quejaos, lamentaos, llorad y rabiad…pero luego se acabó. Centrad vuestra fuerza divina en vosotros y uníos a nosotros los ángeles. Veréis que rápido dejáis de compadeceros y abandonáis el victimismo.

Mensaje transmitido por Ingrid Auer (c) https://www.ingridauerespanol.com 

Español

Y AL FINAL NADA SALIÓ COMO ESTAL PLANEADO. Un mensaje espiritual de Eloiah y Akabesh

¡Saludos! Somos dos Ángeles de los grupos de  Ángeles “Eloiah” y “Akabesh” hablando en su nombre.  Vosotros, las personas, tenéis con demasiada frecuencia una imagen fija y concreta de lo que sucederá o de lo que tiene que suceder. Planeáis muchísimas cosas con antelación, con meticulosidad y exactitud, da igual si se trata de lo que vais a hacer durante el día, vuestro comportamiento con los demás o vuestro trabajo, la cuestión es tenerlo todo previsto. Y luego os sorprendéis cuando las cosas no salen como esperabais. U os enfurecéis porque las cosas no se desarrollan como vosotros queréis, porque las personas reaccionan de una forma distinta a la que esperábamos o porque una vez más no habéis ganado la lotería.

Vuestras perspectivas humanas de cómo se ha de desarrollar la vida o como ha de transcurrir una relación de pareja, son naturalmente perspectivas muy limitadas. Es decir, que contempláis vuestra vida más desde la perspectiva del sapo que desde la del pájaro. Y entonces ponéis el grito en el cielo y maldecís con todas vuestras fuerzas, os sentís frustrados y os preguntáis por qué la vida os trata tan mal, por qué Dios o los ángeles os han olvidado…

La vida no es algo que podamos escoger a la carta, a pesar de que haya libros como “The Secret” que intenten hacéroslo creer. La vida, vuestro plan vital, vosotros como seres espirituales que habitáis un cuerpo humano y terrenal, todo eso es algo mucho más complejo que algunas historias de entrenamientos mentales. No todo aquello que deseáis es realmente bueno para vosotros. Muchos de los caminos de los que estáis convencidos que son los correctos, al final resulta que no lo son. Y si os empeñáis obstinadamente en que sí lo son, entonces el que parecía vuestro camino vital se convierte en un rodeo o incluso en un camino equivocado. ¿Qué por qué? Pues porque tomáis el pensamiento humano como medida de todas las cosas; creéis que vuestra lógica humana, vuestro entendimiento os mostrará lo que es correcto para vosotros. Pero las cosas no son así, para nada.

Vuestros planes y proyectos están siempre instalados en la totalidad y como parte de ella son tratados. Esto quiere decir que cuando estos no son los adecuados para vosotros y para vuestro desarrollo personal y espiritual, nosotros simplemente los abortamos. Lo hacemos eso sí, solo si vuestro ser superior esté conforme con ello. Entonces vosotros tenéis que buscar un nuevo camino, interrumpir el camino que habíais emprendido y a veces incluso regresar al punto de partida. La próxima vez que creáis estar seguros de haber encontrado el camino adecuado, de haber tomado la decisión correcta, paraos un momento y sentid, intentad percibir lo que os dice vuestra Guía Divina. A veces os dejamos sentir que vuestra percepción es equivocada, y otras veces no hacemos nada, porque no podemos daros ninguna indicación de que estáis de nuevo dando un rodeo. En este caso y solo en este, el rodeo constituye para vosotros un proceso de aprendizaje del que no os queremos privar bajo ninguna circunstancia. Por ello no estéis tristes, furiosos o enfadados, si a veces vuestros planes no se realizan conforme a vuestros deseos. Sabed que detrás de ello subyace vuestro plan divino, un orden superior, que ha previsto algo distinto para vosotros.

Mensaje transmitido por Ingrid Auer (c) https://www.ingridauerespanol.com 

Español

VÍSTEME DESPACIO. Un mensaje espiritual de Eloiah y Akabesh

¡Saludos! Somos dos Ángeles de los grupos de  Ángeles “Eloiah” y “Akabesh” hablando en su nombre. Vísteme despacio… Este refrán te parecerá algo caduco, pasado de moda, como soléis decir los humanos. Pero, piénsalo detenidamente y verás que no ha perdido ni un ápice de actualidad. Las personas sentís que el tiempo corre cada vez a mayor velocidad. Y de hecho es así: El tiempo se mueve más deprisa que hace veinte años. Todo ello según vuestra forma de medir el tiempo. Nosotros, los ángeles, no tenemos ninguna forma para medir el paso del tiempo y vosotros, en realidad, tampoco. El tiempo y el espacio son solo ficciones, suposiciones, muletas del pensamiento.

Ósea que el tiempo se ha acelerado. Vuestros científicos ya lo han constatado, pero también vosotros os habéis dado cuenta, en la vida diaria, de que el tiempo corre cada vez más deprisa. Y no solo lo percibís a final de año o en vuestro cumpleaños, no, lo hacéis continuamente.

A ello hay que añadir que llenáis el tiempo con todo tipo de actividades. Antes todo iba mucho más despacio. Y sino mirad lo que hacéis a lo largo del día y escribid una lista con todas las actividades que hacéis en una sola jornada. Os sorprenderá el resultado, no creeréis lo que llegáis a hacer…

La suma de todas las actividades a veces os ahoga, pero a penas os dais cuenta de ello, porque vuestro entorno se ha adaptado a esa velocidad. No nos referimos únicamente a vuestros vecinos: Poned la tele en marcha y ved a que velocidad se suceden las imágenes en la pantalla, con que rapidez se suceden las noticias y la información ante vosotros. Se os obliga a pensar deprisa, a retener, a reaccionar o a decidir.

Pero el conjunto de todo esto no os hace ningún bien. Vuestra alma necesita de más espacio y de más tiempo. Quizá suene como una paradoja, pero es así. Vuestra alma, vuestro núcleo interior, necesita un lugar, espacio y tranquilidad, necesita de pausas. El alma necesita parar de vez en cuando,deberiáis intentarlo. Deteneos de vez en cuando y descansad. No solo los fines de semana – a veces no descansáis ni siquiera esos días- o durante las vacaciones. Buscaos espacios de libertad, horas o incluso días, en los que estéis solos, sólo para vosotros mismos. Retiraos a un lugar tranquilo, escuchad música, soñad, dormid, meditad, lo que prefiráis. Lo importante es que mantengáis vuestro  espacio interior libre de imágenes, de ruidos, efectos, libre de los miedos y las preocupaciones de vuestro entorno. Mantened vuestro sagrado espacio interior libre de basura energética, de ruido electrónico y de…Tú ya sabes de que, de que te has de mantener alejado o de que te has de liberar de vez en cuando.

Con esto nos despedimos por hoy aunque os lo recordaremos de vez en cuando. Y es que infravaloráis el estrés y el ruido que os rodea. Y con ello no os hacéis ningún bien.

Mensaje transmitido por Ingrid Auer (c) https://www.ingridauerespanol.com 

Español

Spiritual beings do not emerge by magic

“Be greeted! We are two Angels from the Angel groups “Eloiah” and “Akabesh speaking in their behalf. And we want to ask you: Do you really know who you are?

We want to explain to you with the help of human words today: You are sparks of light, spiritual sparks, Divine sparks, who have chosen a body – like a cocoon – to live in a sort of dozy state. We are almost tempted to say “vegetate”, but this would be judging and devaluing. You have been slumbering with your soul, your spiritual centre, for uncountable incarnations, living your lives like in a film. “This is not true”, you might protest, “because in a film I don’t feel hungry, thirsty, I don’t suffer from pains. But I do feel very real!”

But listen to us: You are padded like in a thick caterpillar’s body, like in a thick ball of cotton wool and only notice, as through a filter, WHAT REALLY EXISTS. You have not managed to find out what and who you really are.

You are light beings, inter-dimensional Divine beings, sparks – we are looking for a different expression – beings, why not just beings whose time has come to slip out of their cocoon to get back into their old position. You can imagine it as in a bees’ or wasps’ nest. They do not all hatch at the same time, although their biological watch is programmed for the same period of time. But the first one hatches, then the second one and the next.

It is the same with your spiritual awakening. You rub your eyes in surprise and realize that you still look like human beings. But deep inside you something has changed. Your inner light, your awareness has started to shine and sparkle. First you have not noticed but then it got stronger and more and more radiant.

Sometimes your egotism plays a trick and you start to compare each other. “Spiritual competitions”, that’s what we call it. This is normal, also children do it. One day, when you will have stepped out of the shadow of your true size, you will realize who you really are. You automatically feel what is your task and you will stop looking for it desperately.”

 

Messages