¡Saludos! Somos dos Ángeles de los grupos de  Ángeles “Eloiah” y “Akabesh” hablando en su nombre.  Vosotros, las personas, tenéis con demasiada frecuencia una imagen fija y concreta de lo que sucederá o de lo que tiene que suceder. Planeáis muchísimas cosas con antelación, con meticulosidad y exactitud, da igual si se trata de lo que vais a hacer durante el día, vuestro comportamiento con los demás o vuestro trabajo, la cuestión es tenerlo todo previsto. Y luego os sorprendéis cuando las cosas no salen como esperabais. U os enfurecéis porque las cosas no se desarrollan como vosotros queréis, porque las personas reaccionan de una forma distinta a la que esperábamos o porque una vez más no habéis ganado la lotería.

Vuestras perspectivas humanas de cómo se ha de desarrollar la vida o como ha de transcurrir una relación de pareja, son naturalmente perspectivas muy limitadas. Es decir, que contempláis vuestra vida más desde la perspectiva del sapo que desde la del pájaro. Y entonces ponéis el grito en el cielo y maldecís con todas vuestras fuerzas, os sentís frustrados y os preguntáis por qué la vida os trata tan mal, por qué Dios o los ángeles os han olvidado…

La vida no es algo que podamos escoger a la carta, a pesar de que haya libros como “The Secret” que intenten hacéroslo creer. La vida, vuestro plan vital, vosotros como seres espirituales que habitáis un cuerpo humano y terrenal, todo eso es algo mucho más complejo que algunas historias de entrenamientos mentales. No todo aquello que deseáis es realmente bueno para vosotros. Muchos de los caminos de los que estáis convencidos que son los correctos, al final resulta que no lo son. Y si os empeñáis obstinadamente en que sí lo son, entonces el que parecía vuestro camino vital se convierte en un rodeo o incluso en un camino equivocado. ¿Qué por qué? Pues porque tomáis el pensamiento humano como medida de todas las cosas; creéis que vuestra lógica humana, vuestro entendimiento os mostrará lo que es correcto para vosotros. Pero las cosas no son así, para nada.

Vuestros planes y proyectos están siempre instalados en la totalidad y como parte de ella son tratados. Esto quiere decir que cuando estos no son los adecuados para vosotros y para vuestro desarrollo personal y espiritual, nosotros simplemente los abortamos. Lo hacemos eso sí, solo si vuestro ser superior esté conforme con ello. Entonces vosotros tenéis que buscar un nuevo camino, interrumpir el camino que habíais emprendido y a veces incluso regresar al punto de partida. La próxima vez que creáis estar seguros de haber encontrado el camino adecuado, de haber tomado la decisión correcta, paraos un momento y sentid, intentad percibir lo que os dice vuestra Guía Divina. A veces os dejamos sentir que vuestra percepción es equivocada, y otras veces no hacemos nada, porque no podemos daros ninguna indicación de que estáis de nuevo dando un rodeo. En este caso y solo en este, el rodeo constituye para vosotros un proceso de aprendizaje del que no os queremos privar bajo ninguna circunstancia. Por ello no estéis tristes, furiosos o enfadados, si a veces vuestros planes no se realizan conforme a vuestros deseos. Sabed que detrás de ello subyace vuestro plan divino, un orden superior, que ha previsto algo distinto para vosotros.

Mensaje transmitido por Ingrid Auer (c) https://www.ingridauerespanol.com 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s