El “tren del aprendizaje”

Mensaje de la Maestra Ascendida Palas Atenea

“Queridas personas, hoy deseamos trasmitiros el siguiente mensaje: imaginaos un tren con varios vagones, los cuales están unidos entre si. Es el “tren del aprendizaje y de la evolución”. Normalmente se accede a él por los vagones de cola y se abandona por los de cabeza. Las almas que desean evolucionar de un modo especial  -lo cual solo pueden hacer en este “tren terrenal del aprendizaje”- esperan junto a la puerta trasera que se les permita acceder. Saben que a lo largo del casi interminable viaje por la eternidad que emprenderán, aprenderán y experimentarán muchas cosas y que esto solo pueden hacerlo precisamente en este tren.

Para pasar de los vagones de atrás a los de en medio y para poder abandonar algún día el viaje de aprendizaje desde los primeros vagones, deben de realizarse determinadas experiencias y pruebas. Cada alma establecerá el ritmo al que quiere vivir el proceso. Nadie las urge a hacerlo a una determinada velocidad; solo están obligadas con ellas mismas.

El equipamiento de los vagones difiere de uno a otro, ofreciendo así diferentes condiciones para garantizar un entorno óptimo para el aprendizaje, adaptado al nivel de evolución de cada alma. Por otro lado, los vagones están cargados con diferentes frecuencias energéticas, de acuerdo con los campos energéticos de las almas que viajan en ellos. Cada vagón está acompañado por un maestro.

Las almas que se encuentran en los primeros estadios de evolución se ven confrontadas a tareas diferentes de las que acometen las almas que viajan en los vagones centrales o de cabeza. Tan pronto como finalizan una encarnación, abandonan el vagón en el que viajaban y acceden a la siguiente encarnación, para continuar el viaje de aprendizaje y de evolución.
Por supuesto que también hay almas que, por diversas razones, reúnen todos los requisitos para, ya desde el principio, subir al tren por los vagones centrales, algunos incluso toman asiento en los primeros. A estas almas las llamáis “niños índigo” o “niños de cristal”. Estos niños se saltan los últimos “vagones de evolución”, por lo que naturalmente les faltan algunas experiencias que solo pueden adquirirse viajando en esa parte del tren. A causa de ello, a veces se sienten algo extraños y desplazados en sus compartimentos, pese a que reúnen todos los requisitos para estar ahí.

Algunas almas pasan mucho tiempo en cada uno de los vagones, porque hacen largas interrupciones para descansar o porque a veces detienen el proceso de evolución a causa de distracciones o para ocuparse de otras cosas. Puede incluso suceder que sufran varias encarnaciones sucesivas y sin embargo tengan que acceder al tren por el mismo vagón, porque no han concluido las tareas de aprendizaje que tenían ante sí y no han aprovechado las oportunidades que tenían para evolucionar. No obstante, nadie critica o valora este hecho; las almas solo están obligadas con ellas mismas.

El viaje hace tiempo que comenzó y en los últimos tiempos el tren ha acelerado la marcha de un modo considerable. Está aceleración ha modificado los campos energéticos de los vagones y así, aquellos que habían adoptado una postura cómoda se ven ahora confrontados a unas condiciones nuevas, lo que les obliga, o bien a acelerar su proceso de aprendizaje o a abandonar tras un breve periodo de tiempo el vagón en el que viajaban e intentarlo de nuevo.

Los últimos vagones se van ido vaciando paulatinamente, ya que muchas almas ya han llegado a los vagones centrales o a los del principio. Pero el viaje todavía durará. Con el tiempo, muchos estudiantes se han convertido en maestros o acompañantes y otros, por el contrario, han abandonado el tren por el primer vagón para reemprender su viaje por otra parte del universo.”

© transmitido por Ingrid Auer

Español

Lo que la humanidad y los lanzadores de disco tienen en común

“Imagina un lanzador de disco que agarra su disco. Gira dando vueltas una y otra vez en su propio eje hasta que encuentra el momento necesario para lanzar el disco desde su órbita hacia el campo.

Ahora piensa en la historia de la humanidad, que es tu historia. Durante mucho tiempo, todo parecía ir moviéndose en círculos sin verdaderos progresos, igual que en el lanzamiento de disco. Una y otra vez. Por supuesto que os habéis desarrollado, pero nunca habéis conseguido llegar a nada: las guerras y tiempos de paz iban y venían, los déspotas y tiranos iban y venían, los desastres naturales iban y venían. Pero últimamente enormes cambios han empezado a tener lugar y se está construyendo una nueva consciencia, que ya muchas personas comparten. Lo llamáis el proceso de transformación.

También hay muchas personas que están proceso de ‘despertar’ espiritualmente y  los niños que nacieron en los últimos años y décadas tienen una consciencia muy elevada. Ellos han asumido gradualmente su lugar en la sociedad para cambiar todo a mejor. Así es como más y más proyectos sociales y ayuda pacífica se han desarrollado y por qué más y más personas forman parte de meditaciones planetarias. Nunca antes en la historia ha sucedido esto, pero crea una nueva y brillante energía positiva.

De vez en cuando hay retornos a lo viejo, y llega información sobre actividad terrorista a los medios de comunicación. Pero la gente no se rinde, ya que se han dado cuenta de que la oscuridad no va a ceder poder voluntariamente y se levantará contra esos intentos algunas veces más. La humanidad ha llegado a un punto en la historia en el que, igual que el lanzador de disco, el disco está abandonando la órbita y está empezando a ser lanzado al campo. La humanidad está parada en esta intersección.

Muchos de vosotros no sois conscientes aún del hecho de que el disco está en proceso de abandonar la órbita, y es por eso que pensáis que la historia sigue repitiéndose. Pero aquellos que sois más perceptivos, que no solo veis con los ojos, sino también con el corazón, sabéis que ha llegado el momento de que la humanidad salte de la rueda de la historia para ir hacia un futuro luminoso. Mantened la confianza y recordad: la luz SIEMPRE es más fuerte que la oscuridad. Estoy con vosotros, soy la Maestra Ascendida Angélica.’’

©  transmitido por Ingrid Auer

Español

„¡No seas distraído!“ Mensaje del Ángel Aliel.

“Sois almas que han viajado mucho y que han nacido en este planeta muchas veces. Esto es un hecho, por extraño o difícil de creer que os resulte. Vuestra mente humana piensa que habéis tenido tres, cinco, diez encarnaciones. ¡Ni de lejos, amigos míos!

Otra falsa creencia es pensar que existe una rueda de las reencarnaciones que gira continuamente. Sí, nacéis de nuevo, ¡pero no eternamente! ¡Solo pensad qué sentido tendría reencarnaros una y otra vez!

Cada nueva vida os da la posibilidad de evolucionar, aprender y crecer. Podríais pensar que las almas poseen un nivel de evolución tan alto que ya no tienen nada que aprender. ¿Entonces por qué creéis que estáis aquí? La Tierra es un planeta especial para experimentar. Aquí las almas viven muchas experiencias que jamás podrían tener en la fuente divina, de donde vienen. Experiencias humanas, terrenales; con emociones y situaciones de aprendizaje que solo la dualidad puede proporcionar.

Antes de que toméis la decisión de regresar a la Tierra, nadie os dice lo que es bueno o malo para vuestra evolución. Solo vosotros decidís vuestro plan de vida y las condiciones de vuestra vida terrenal. Nadie os juzga por lo que habéis aprendido de vuestras experiencias en la Tierra. ¿Pensáis que nosotros los ángeles vamos a juzgaros por lo bien que hayáis manejado una tarea de aprendizaje? Ni nosotros ni Dios juzgaremos vuestra vida. Solo vosotros podéis decidir lo felices o infelices que sois con vuestra propia encarnación.

En vuestras escuelas es un poco diferente: en cada clase hay nuevos retos y tareas de aprendizaje. Os animan —y en ocasiones incluso os obligan— a que aprendáis vuestras lecciones y después se evalúan vuestros resultados. Como almas en un cuerpo humano, la vida en la Tierra es como la clase de una escuela. También se os anima a que aprendáis y resolváis problemas, pero por vosotros mismos. Esto requiere de ciertas situaciones y personas, como los actores de una obra de teatro. Desde un punto de vista más elevado, vosotros mismos elegís las situaciones y los actores de vuestra obra. Ellos son esas maravillosas almas que han decidido volver a la Tierra casi al mismo tiempo que vosotros. En lo que llamáis vuestro plan de vida decidisteis que creceríais juntos, que os llevaríais bien y que os apoyaríais mutuamente. Al principio de vuestra vida estas almas son vuestros padres y hermanos, y todas aquellas personas que os acompañan en los primeros años de vuestra vida. También son vuestros amigos y compañeros, vuestros jefes y compañeros de trabajo. Da igual qué circunstancias viváis, sed conscientes en todo momento de que estáis en el escenario de la vida, cuyos actores habéis elegido vosotros mismos. Este conocimiento podría ayudar a que manejéis mejor ciertas situaciones. Este ha sido mi mensaje para vosotros. ¡Me hace muy feliz apoyaros cuando me lo pedís!’’

Español

„¡Yo de doy fuerza!“ Mensaje del Ángel Graviel.

“Me llamo Graviel y hace tiempo, cuando erais recién nacidos, os ayudé a asentaros y a acostumbraros a las energías de vuestro nuevo planeta. Debéis saber que cuando erais ‘almas’ vivíais en otras dimensionas de vibración muy elevada, moviéndoos prácticamente a la velocidad de la luz. Es más, podíais estar en diferentes sitios al mismo tiempo, igual que los grandes maestros Jesús o Saint Germain. Como almas que sois, el tiempo y el espacio os resultan indiferentes, ya que os movéis en una dimensión diferente del ser.

Después de decidir que volveríais a encarnar, vuestra ‘ropa’, vuestro ‘vehículo’ se reajusta con la nueva vibración base de ser humano. No solo decidís vuestro plan de vida, y el lugar, la hora y circunstancias de vuestra concepción y nacimiento, sino también la vibración que tendréis en la Tierra. Esto puede cambiar de vez en cuando a lo largo de vuestra vida. Cuanto más os orientéis hacia la espiritualidad, más elevada será vuestra vibración personal; cuanto más mundana e inconsciente sea vuestra forma de vivir, más baja será.

Esto no debe parecer un juicio, sino algo necesario, un hecho. La Tierra vibra con una cierta frecuencia que es comparable a la frecuencia media de toda la población del planeta. Desde que la Tierra entró en un proceso de transformación, vosotros habéis sido parte de él. Vuestras energías están inseparablemente conectadas con las energías de la Tierra.

No obstante, vuestros avances técnicos han creado vibraciones energéticas nuevas de baja frecuencia, como las centrales nucleares, los tendidos eléctricos de alta tensión o las ondas de ultrasonidos, por nombrar algunas. Sí, incluso los cables de alta tensión pueden tener una vibración energética baja. Nos referimos a las vibraciones energéticas y espirituales, no a las técnicas. A eso se suman las energías de la población terrestre. Cuanto más inconsciente, materialista y egoísta sea la humanidad, menor será su vibración. Además de los dispositivos técnicos y radiactivos que rodean la Tierra como una red, también existe una energía densa, opaca y pesada sobre el planeta.

Ahora imaginad la llegada desde el reino de la luz, desde el mundo de los nonatos a la atmósfera terrestre. ¡Vaya shock! ¡Qué choche de energías densas y celestiales! No es raro que este shock quede almacenado en vosotros. Muchas almas tienen problemas durante años para estar totalmente integradas en su cuerpo físico. Es mi labor ayudar a los niños a acostumbrarse a las energías de la Tierra sin que tengan que reducir sus elevadas energías. ¡Estoy con ellos y con vosotros en todo momento!’’

Español

„¡Yo estoy siempre a tu lado!“ Mensaje del Ángel Lyrael.

“¡Saludos! Soy el ángel Lyrael. Me encargo, entre otras cosas, de daros estabilidad, acompañaros y apoyaros en los momentos en los que los demás no os proporcionen la seguridad necesaria, o en los que no podáis hacer frente a las consecuencias de las decisiones que habéis tomado.

Antes de esta encarnación vinisteis de otro plano de existencia divina. A menudo describís ese nivel como el ‘Cielo’, un término que utilizaremos en este mensaje. En esa dimensión existíais como seres multidimensionales, sin preocuparos por el tiempo y el espacio, dotados de consciencia divina. Os comunicabais con nosotros, los ángeles, con los Maestros Ascendidos y otros seres multidimensionales en un mismo nivel, intercambiando puntos de vista.

Un día decidisteis volver a la Tierra para comenzar una nueva encarnación. Junto a vuestro Ser Superior, vuestros ángeles de la guarda y otros seres elegisteis vuestro nuevo plan de vida. Decidisteis cuáles de vuestras habilidades traeríais con vosotros, cuáles serían fuertes y cuáles estarían ocultas. También decidisteis qué desafíos o dificultades tendríais que hacer frente en vuestra nueva vida para crecer y evolucionar. Y, por supuesto, también decidisteis qué personas os acompañarían y con quién compartiríais vuestras experiencias y procesos de aprendizaje. Esto también incluye, como es natural, al hombre y a la mujer que se convertirían en vuestros padres biológicos.

Y eso es precisamente lo importante. Vuestros padres son almas como vosotros. Para convertirse en seres humanos, ellos también cubrieron su conciencia con el velo del olvido, con todos los errores y debilidades que conforman la vida humana. Desde un plano superior, llegasteis a este acuerdo con ellos antes de que encarnaran.

¿Por qué quiero transmitiros todo esto? Porque deberíais entender que ni existen los padres perfectos ni tampoco podrían serlo, ya que os perderíais una parte importante de vuestras experiencias de aprendizaje. Dependiendo de vuestros planes para esta encarnación, la relación con vuestros padres sería más fácil o más difícil. Intentad ver esto desde un punto de vista más elevado. Es mi labor proteger a los niños en momentos difíciles en los que se sientan incomprendidos, aislados y solos, y darles el calor que no reciben de sus padres y de otros adultos. ‘¿Y de qué me sirve a mí saber esto como adulto?’, os preguntaréis. Vuestra alma no conoce el tiempo y el espacio, y por eso puedo ayudaros a resolver estas carencias de forma retrospectiva, a transformar bloqueos y traumas que vienen de vuestra infancia. ¡Mi energía almacenada en el símbolo angelical puede ayudaros a ello!’’

Español

‘’¡Poned en orden vuestra vida!“ Mensaje de Maestro Ascendido Serapis Bey.

‘’¡Saludos! Soy Serapis Bey.

Sed conscientes de que no solo son los demás y las circunstancias externas lo que limita vuestra libertad y os bloquea en vuestras decisiones y acciones. Son vuestros pensamientos, vuestros viejos patrones y creencias que han sido aceptados sin reservas por la familia y la sociedad. Todo ello está profundamente arraigado y almacenado en vuestra conciencia colectiva, en el denominado ‘campo morfogenético’. Ahí están y desde ahí os controlan. En estos tiempos convulsos esa falta de libertad se siente más que nunca.

Durante un largo periodo de tiempo habéis sido capaces de llevar una vida despreocupada, de esconder los problemas debajo de la alfombra y de vivir con compromisos vacíos. ¡Pero esto ya no funciona! La verdad divina desea ser revelada. Está almacenada en vuestro corazón y es la brújula en vuestro camino hacia la maestría. Por eso se os pide que pongáis en orden vuestra vida, que reflexionéis y os replanteéis vuestros valores.

Los Maestros llevan la verdad en su interior, y si queréis lo mismo para vosotros, limpiad todo lo falso y conveniente de vuestra vida. ¡Ya sabéis de lo que hablo! Empezad por vuestros pensamientos. Observaos en aquellas situaciones en la que solo estáis de acuerdo con los demás por conveniencia.

‘Desintoxicaos’ de vuestras emociones, de la envidia, la ira, los celos, el enfado y la agresividad, ya que la mayoría de las veces no solo están dirigidas hacia los demás, sino a vosotros mismos. Estas emociones debilitan vuestro cuerpo sutil, hacen que vuestra energía se estanque y que vibréis a un bajo nivel. Y, como podéis imaginar, esto no os beneficia ni a vosotros ni a vuestra evolución.

¡Poned fin a las dependencias y conveniencias! Pagáis un precio muy alto por vuestra falta de libertad, y sacrificáis vuestra valiosa energía. Por supuesto que liberaros de las dependencias y adicciones requiere mucho poder y fuerza de voluntad, pero merece la pena. Los Maestros no le entregan su libertad a los demás, ya que son libres en pensamiento y acción.

Liberaos de los errores del pasado. No todas las decisiones que tomasteis en el pasado estaban basadas en el amor, y no todas vuestras acciones venían de lo más profundo de vuestro corazón. ¡Perdonaos a vosotros mismos y a los demás!, ¡Ha llegado el momento de hacerlo!

Vosotros sois los Maestros que poco a poco se irán revelando. ¡Nunca olvidéis esto!

Soy Serapis Bey!’’

Español