¡Deja de obstaculizar tu propio camino pero aprende de tus errores!

¡El único y verdadero error es aquel del que no aprendemos nada! (John Powell)

¿Cuándo fue la última vez que te sentiste molesta por un error? Y, ¿cuáles fueron las consecuencias? Sé honesta: ¡nada! Entonces, ¿por qué los errores te hacen sentir tan incómoda? ¿Por qué te sientes atrapada como si hubieras hecho algo malo? ¿Por qué?

No sé cómo fueron tus experiencias en la infancia y en la escuela. Pero imagino que te lo pasaste bien aprendiendo a montar en bici, por ejemplo. Seguiste practicando e intentándolo hasta que pudiste hacerlo. Y nunca se te ocurrió sentirte mal después de caerte. Volvías a levantarte. Quizá te sacudiste las piedrecitas de la herida y volviste a subirte a la bici.

¿Por qué te sientes tan incómoda cuando cometes un error?

¿Quizá porque, de niña, como resultado de un error…

  • echaste algo a perder,
  • tuviste que repetir algo hasta que lo hiciste perfectamente,
  • te hicieron sentir estúpida delante de otros,
  • te cuestionaste tu inteligencia,
  • perdiste una oportunidad?

La filosofía ensayo/error de los estadounidenses

En Europa cuando planeamos algo, miramos a todo el proyecto desde diferentes ángulos como fase de preparación para asegurarnos de que no haya errores. Trabajamos siguiendo un método de error/exclusión.

La forma de los estadounidenses de enfocar algo nuevo es el método ensayo/error.               Esto significa intentarlo hasta encontrar una solución. Los fallos se aceptan sin crítica, ya que promueven el desarrollo y nos acercan al resultado. El único problema es cometer el mismo error una y otra vez sin aprender de él.

Breves nociones sobre cómo gestionar los errores

Aquí van algunos consejos, en caso de que sigas cayendo en la misma trampa:

  1. Mantén la calma. Si has cometido un error, ¡mantén la calma y sigue adelante! Una reacción rápida e insensata para intentar reparar el daño puede causar lo contrario.
  2. Analiza la situación.Considera los efectos que tu fracaso puede haber causado (en los demás) y qué se podría hacer inmediatamente. En muchos casos, tus errores no serán una amenaza para ti y para los otros (excepto en el caso de médicos, pilotos o personas que desempeñen este tipo de trabajos).
  3. Piensa en el paso siguiente. La estrategia del avestruz (esconder la cabeza), no servirá de nada. Piensa cuál puede ser el paso más sensato que dar para salir del problema.
  4. Sé sincera contigo misma y con los demás.Los errores pueden ser desagradables, pero cualquier intento de esconderlos o distraerte de ellos los harán más incómodos y envergonzantes. Asume la responsabilidad por tu error y nadie te juzgará.
  5. ¡Deja de quejarte y busca soluciones!Cometer errores y después quejarte no lleva a ninguna parte. Es posible que sientas lástima por ti misma y por otros, por lo incómodo de la situación que has generado, pero quejarte es una pérdida de energía y es quizá lo último que necesitas.
  6. Asume tu responsabilidad.Si tu error ha causado daño, asume tu responsabilidad. Intenta compensarla o, al menos, ofrece algún favor a cambio. Esto no siempre significa que tengas que pagar en términos reales por el daño causado, porque la compensación también puede darse al ayudar a la víctima de forma práctica.

Vivir supone cometer errores. Aquel que no comete errores, no vive.

 

Allgemein Español

MARÍA MAGDALENA, Dan Brown y Kathleen McGowan

En uno de mis primeros viajes por el sur de Francia hace muchos años, me acordé de la novela de Dan Brown El Código Da Vinci. Se desarrollaba en esta zona. Fue el primer libro que centró mi interés en María Magdalena. Esto sucedió mucho antes de que encontrara la obra de Kathleen MacGowan La Esperada. Ambas obras se han convertido en éxitos de ventas a nivel mundial y han planteado nuevas perspectivas sobre María Magdalena, Jesús y su relación para millones de lectores.

Estos dos autores también entreabrieron mi puerta interior a María Magdalena. Hasta entonces no era consciente de que a María Magdalena se le asignaba un papel totalmente falso en la Biblia. Y, para ser sincera, no estaba realmente interesada en su personaje histórico.

Pero estos dos libros supusieron una llamada de atención de mi interior. Todos los que me conocéis a mí y mi trabajo sabéis que estoy estrechamente conectada con María Magdalena de forma psíquica y que recibo mensajes y herramientas espirituales de ella.

La Biblia debería reescribirse

Pero volvamos a Dan Brown y Kathleen McGowan. Sus historias sobre María Magdalena –envueltas en narraciones emocionantes– permitieron a muchas personas pensar por primera vez que ella y Jesús podrían haber tenido una relación. Sus obras se basan en años de investigación y conocimiento obtenido de expertos en María Magdalena, como Margaret Starbird y Laurence Gardner.

La historia de María Magdalena puede ser reconstruida de diferentes formas: históricamente, religiosamente o a nivel psíquico. No obstante, reconocerla como la esposa de Jesús pone en cuestión las viejas creencias y teorías de la Iglesia.

Es obvio que a la Iglesia no le gustan estos descubrimientos. Aceptarlos pondría en cuestión la veracidad de sus doctrinas y no solo la forma en la que presentan a María Magdalena y a Jesús. Ya sabemos lo que esto significa. Y también sabemos que hay cosas que no pueden ser.

La vida es más segura siendo fantasioso y soñador

Dan Brown y Kathleen McGowan fueron lo suficientemente inteligentes como para envolver sus revelaciones en sus novelas en vez de en obras de no ficción. De lo contrario, sus descubrimientos podrían haber sido considerados como verdaderos y utilizados contra ellos. Por ello, seguramente viven una vida mucho más cómoda (y segura) como fantasiosos y soñadores que como investigadores de la historia de María Magdalena.

Si su propósito en la vida era presentar a María Magdalena como la mujer al lado de Jesús para el gran público, lo han conseguido sobradamente. Estoy segura de que se han vuelto inmunes a los ataques y difamaciones que han tenido que soportar durante años.

 

Español

El niño interior de las personas altamente sensibles

“Cuando somos pequeños, soñamos con hacernos grandes. Y de adultos, en ocasiones buscamos desesperadamente la luz y la magia que experimentábamos de niños.’’ [1]

Durante mi época como kinesióloga, muy frecuentemente me daba cuenta de que los problemas de mis clientes, por ejemplo ansiedad, inseguridad o alergias, tenían origen en su infancia. Había también casos en los que pude localizar el origen de sus problemas en el embarazo de la madre o en vidas pasadas. Aunque esto es ‘‘normal’’, merece la pena mencionarlo.

A muchas personas les resulta difícil regresar a su infancia mental o emocionalmente. O bien porque los recuerdos les resultan desagradables o dolorosos o bien porque han bloqueado su época de infancia, de tal modo que no pueden pensar en nada en relación con el tema de la infancia.

No obstante, el acceso al niño interior es muy importante cuando se trata de reavivar el perdido disfrute de la vida, la vitalidad y la creatividad. A pesar de ello, como las personas altamente sensibles han experimentado su infancia más intensamente que las demás personas (muchas de ellas), su niño interior necesita un cuidado y atención especial, así como ‘‘sanación’’. Después de todo, muchas veces se las dejaba con sus intensas emociones mientras que los demás simplemente eran incapaces de entenderlas.

Las personas altamente sensibles responden especialmente bien a las herramientas espirituales

Además del apoyo terapéutico convencional, también otros métodos han mostrado su eficacia para la integración y la aceptación consciente del niño interior en la edad adulta. Y aquellas personas que no solo deseen apoyar a su niño interior a nivel mental o emocional, sino también a nivel espiritual, pueden encontrar este apoyo en forma de herramientas espirituales.

La más clásica de mis herramientas espirituales en conexión con la sanación del niño interior es la Esencia Angelical para el Aura ‘‘Ángel Hariel’’. No solo es la ‘‘esencia espiritual de emergencia para los niños’’, sino que también ha sido utilizada con mucho éxito por personas que trabajan con su niño interior durante años. Después de todo, todas las heridas que carga el niño interior quedan establecidas en el cuerpo sutil –por ejemplo, en el aura y los chakras o el ADN multidimensional– y permanecen ahí de por vida e incluso más allá si no se transforman con la ayuda de herramientas sutiles-espirituales.

[1] Harke, Sylvia. Hochsensibel. Was tun? Der innere Kompass zu Wohlbefinden und Glück. Petersburg 2016, S. 134.

Español

EL EVANGELIO DE MARÍA MAGDALENA – Un hallazgo sensacional y su retirada

Cuando en 2012 en Roma Karen L. King presentó ante el público un pequeño fragmento de un antiguo texto de casi 2000 años en un papiro amarillento, este hecho causó un gran revuelo en todo el mundo. Era parte del Evangelio de María Magdalena, que ella ya había publicado en 2003. Esta parte especial de papiro contenía un pasaje del texto en el que a María Magdalena se la denomina ‘‘la esposa de Jesús’’. Rápidamente, las voces críticas consideraron este descubrimiento una falsificación.

En su libro ‘‘El Evangelio de María de Mágdala’’, la teóloga resumía todos sus años de investigación y traducción de un escrito copto que se elaboró durante el cristianismo primitivo. Los textos sugerían que María Magdalena fue una activa apóstol al lado de Jesús. Ella pudo incluso haber sido su discípula favorita. (Publicaré extractos en varios artículos de este blog).

Volviendo al descubrimiento del papiro que probaría la presunta relación estrecha entre Jesús y María Magdalena o incluso la posibilidad de que fueran esposos; como podrán imaginar, la autenticidad del descubrimiento fue cuestionada severamente por la Iglesia.

Karen L. King fue capaz de contradecir con buenos argumentos a los que apoyaban la teoría de la falsificación, ya que las pruebas del radiocarbono probaban que el papiro era un documento histórico. No obstante, lo científica no pudo resistir la presión de los poderosos líderes religiosos. En 2016 decidió rendirse y dejó de confirmar la autenticidad de los fragmentos.

Esto nos lleva a preguntarnos qué sabía y que quedó sin ser dicho para mantener su seguridad. La verdad de un nuevo saber no siempre es agradable para el descubridor, en especial si este involucra cuestionar 2000 años de antiguas tesis y doctrinas religiosas.

Español

¡SAL DEL MIEDO!¡DIRíGETE HACIA EL 2018!

En el cambio de año, hay algunos pesimistas que desean hablar incluso más alto que durante el año para así soltar sus miedos y preocupaciones. Sí, vivimos tiempos turbulentos, caracterizados por inestabilidad y acontecimientos inesperados. No obstante, no tiene sentido que nos dejemos paralizar por el miedo y la preocupación. ¡Todo lo contrario!

¡Los tiempos de inseguridad necesitan personas seguras!

Todos podemos contribuir al realinearnos interiormente y teniendo una mirada positiva sobre el futuro. La humanidad ha estado viviendo un gran proceso de transformación en los últimos años. Las cosas se pondrán patas arriba, pero después la luz vencerá a la oscuridad. Estoy plenamente convencida de ello y ¡así lo siento!

¡Feliz Año Nuevo 2018!

Mucho amor,

Ingrid

Español

Mensaje de Navidad: Sé un faro en la oscuridad

 

” Cuando el faro enciende su luz, no mide la tormenta. No juzga la tormenta. No se dice ”Debo entender hacia dónde va todo esto” antes de encender su luz. Todo lo que sabe es que fue construido para hacer frente a la oscuridad, al poderoso viento y las olas que rompen continuamente contra su estructura. Tampoco siente miedo. No sabe cuándo acabará la tormenta, lo fuerte que será o por qué existe. Todo lo que el faro sabe es que está seguro y que debe encender una luz en la oscuridad para ayudar a otros a encontrar la seguridad del puerto. Nunca se plantea tampoco cómo se convirtió en luz, pero sabe quién es y para qué sirve.” Mensaje de KRYON/Lee Carroll[1].

Os deseo una Navidad maravillosa.

Mucho amor,

Ingrid

 

[1] Mensaje de Kryon/Lee Carroll, “Becoming Masters”, St. Augustine, Florida, 11. März 2006, traducido de Alejandro Guidotti

 

Español

El Evangelio de MARÍA MAGDALENA

Estamos en una época en la que la oscuridad se eleva vehementemente una vez más contra el creciente poder de la luz. Los secretos ocultos desde hace mucho tiempo salen a la luz: ataques a mujeres, que habían permanecido en secreto, se revelan en los medios de comunicación. Y cada vez resulta más difícil ocultar el conocimiento que no debía hacerse público.

En particular, pienso en las tradiciones que durante mucho tiempo las organizaciones religiosas han representado como la única verdad. Sus indiscutidas afirmaciones están empezando a desmoronarse.

No obstante, tan pronto como algo inesperado se revela al público –como el EVANGELIO DE MARÍA MAGDALENA– rápidamente se sitúa en el mundo de la blasfemia, la fantasía y el esoterismo irracional. Aquello que no ha existido de forma oficial durante un periodo tan largo de tiempo, simplemente es imposible. Puede que incluso haya influido en la historiografía religiosa hasta el punto de cuestionar la veracidad de la Biblia.

Cuando la teóloga estadounidense Karen L. King se hizo famosa en 2012 con su sensacional descubrimiento de un antiguo pergamino, sabía que el ‘‘Evangelio de María Magdalena’’ no sería reconocido y aceptado. (Hablaré más sobre ello en las siguientes entregas de mi blog).

A pesar de todo, más y más información sobre María Magdalena está saliendo a la luz, principalmente en el camino psíquico. Mientras que antes los poderosos podían hacer desaparecer información importante y veraz desde tiempos oscuros del pasado hasta la actualidad, ahora, en estos tiempos de gran transformación, estas informaciones ya no pueden ser manipuladas. Como mucho, los oponentes de María Magdalena las llaman pura fantasía. Pero todo aquel que busque le verdad sinceramente, la encontrará en el corazón.

 

Español