Por qué las personas ALTAMENTE SENSIBLES son con frecuencia más tolerantes con los demás que consigo mismas

El mundo exterior se ajusta a la normalidad y, cuando alguna persona piensa o actúa de forma diferente a las demás, se la tacha de ingenua. Incluso se les dice que viven en una burbuja, en una ilusión o un mundo imaginario. Es por eso que muchas personas altamente sensibles piensan que deberían acercarse a la ‘‘norma’’ o lo ‘‘establecido’’ para encajar en el mundo y ser aceptadas.

Con el paso del tiempo, nuestra sociedad ha desarrollado muchas reglas, directrices, normas y restricciones; ha decidido lo que es bueno y malo, normal y anormal, lo que tiene sentido y lo que no. Y entonces llegan las personas altamente sensibles y retan lo que es ‘‘normal’’ a través de su ‘‘ser diferentes’’ y su forma diferente de pensar. Al respecto solo puedo decir: ‘‘¡Gracias a Dios!’’.

Pero frecuentemente esto sucede al contrario. Después de todo, muchas personas altamente sensibles se consideran marginadas y se condenan por ello. En vez de estar orgullosas de sus regalos y habilidades –precisamente porque arrojan luz nueva sobre las normas, reglas obsoletas y directrices sin sentido–, están llenas de dudas sobre sí mismas. Además, son duras consigo mismas y aceptan la corriente más que sus propios sentimientos y sus habilidades y características fuera de lo común.

Vivimos tiempos de transición y reorientación, y es por ello que necesitamos más de vosotras y vuestra ‘‘diferencia’’, mis queridas personas altamente sensibles; ¡ya que el mundo necesita renovarse! Y si necesitáis apoyo amoroso del mundo espiritual al hacerlo, la Maestra Ascendida Lady Rowena es una excelente compañera. Si uno/a pudiera captar su energía en solo una frase, esta frase sería: ‘‘¡Sigue la llamada de tu corazón!’’.

Español